domingo, 28 de febrero de 2010

LA MESA PUESTA Y UN BESO DE CAÑITA

Photobucket

Cuéntame de aquella tarde en el parque de las ilusiones... anda amor mío, dime de porque me enseñaste a amar, porque ahora que no estoy cerca de tus costillas, tomo tequila y veo tu imagen, brindando con mi amor, encendiendo mis mejillas como cada mañana en tus brazos...
Ese hombre es el dueño de mi corazón, que va conmigo en todas mis jornadas, enciende mi sol cada mañana, ese…ese hombre es mi hombre...ese hombre tierno y loco, arrobo mi alma y prendió la llama del amor, con un sorbo de tequila y ese beso de pasión, con una pizca de sal y ese toque de piel prendida de deseo, con una raja de limón y esa mirada llena de ternura recostada en mi regazo deseando ser amado...
Cuéntame.. Tan solo cuéntame de ti.. ¿como estas amigo mío?... ¿Te haz convencido de cuanto te amo?, de cómo te extraña la cocina, los trastes viejos donde cocinabas para mi, el fogón donde cocinaste las fajitas, con la leña de pasión prendida con tus sueños, aun quedan rescoldos de esos momentos bebiendo agua de flor de jamaica, la mesa puesta, el pan de salvado en la mesa, las dos velas encendidas, protagonistas del banquete, los cubiertos prestos y el infaltable ritual del lúdico beso en el borde de la cañita de tequila encendiendo las mejillas... retrato esos momentos, viviendo en ellos, comiendo de ellos, saboreando de ellos y sí, muriendo por volver a ellos...

Caminas en mi mente
habitas en cada rincón de mi alma
dulce amante silente
que me quitas la calma
de noche mi cuerpo de te reclama.

En mis sueños te tengo
disfruto de tus gestos, tu sonrisa
eres mi hombre marengo
el que mi alma divisa
navegando los ríos de mi prisa.

Te siento en mi almohada
esculpiendo mi cuerpo con pasión
como en cada alborada
con tierna adoración
pleno de lujuria, eres mi adicción.

Eres el hombre que amo
único dueño de mi corazón
tus caricias reclamo
perdiendo la razón.
tierno delirio, cálido y dulzón.

Tu sabor en mis labios
y tú recuerdo, acompañan mis días
mi hombre de besos sabios
me llenas de alegrías
bebo tequila, recuerdo osadías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Susurrame