domingo, 14 de marzo de 2010

PARA TI (Cartas de Amor)

Photobucket


La Plata, 14 de Febrero de 2008.-


Para ti

Esta carta lleva impreso el deseo de saber como te encuentras, como van tus cosas, como transcurren tus días... De mi te diré que me encuentro bien, intento ocupar lo más que puedo mi tiempo, para sobre llevar tu ausencia. Desde que nos separamos, los días se hacen demasiado largos y las noches muy frías, ¡te extraño tanto!

Sabes, ayer volví a transitar esas calle, que tomados de la mano recorrimos un febrero, ¿lo recuerdas? Volví a sentarme en el banco de la esquina de Murillo y me bebí los recuerdos de esos días, si hasta sentí tu cabeza recargada en mi hombre, fue como si el tiempo no hubiese pasado y volví a sentirme la reina de las flores, de ese jardín aromado de amor, con fragancias de rosas y alelíes, nuevamente me supe tan tuya, como en aquel momento y me estremecí. Casi sin darme cuenta asomó el rocío en mis ojos, como en aquella alborada cuando me hiciste sentir tan tuya, tanto como mío te sentí. Ves, a pesar del tiempo y la distancia te sigo amando como el primer día, con la misma pasión.

Pero ya ves, las cosas no fueron como las soñé, equivocaciones, malos entendidos y falta de sinceridad, hicieron que nuestros caminos se separaran.
Muchas veces me pregunté Porque? y no hallé respuestas. Solo las lágrimas acudían a
mis ojos, únicas compañeras inseparables de mis angustias, pero a pesar de todo lo
sucedido, te sigo amando. Bien sabemos que jamás volveremos a vernos, como tampoco sabremos más el uno del otro, siento, es mejor así.
Me contenta saber que aún te amo, se que el tiempo obrará el milagro, convirtiéndote
en un bonito recuerdo, porque he de guardar en mi corazón los bellos momentos compartidos, junto a tu sonrisa, el sonido de tu voz y la ternura de tu mirada. Tal vez una mañana descubra que al recordarte ya no me dueles, será el preciso instante en que pases a ser un capitulo más en mi vida, ese que guardamos celosamente en el cofre del corazón y que cuando lo traemos a la memoria, nos dibuja la más bella sonrisa.
Solo me resta decirte que no me arrepiento del amor que hemos vivido y que ya te he perdonado, tanto como me perdoné yo, todos los errores cometidos, necesité hacerlo para poder continuar. Se feliz.

Por siempre en mi corazón.


Stella Marías

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Susurrame